TELEFÓNICA, EL PAPEL DEL 5G EN LA AUTOMATIZACIÓN INDUSTRIAL

TELEFÓNICA, EL PAPEL DEL 5G EN LA AUTOMATIZACIÓN INDUSTRIAL

Estamos inmersos en la Cuarta Revolución Industrial, en la que las máquinas están hiperconectadas y digitalizadas. En este escenario es fundamental en la cadena productiva: la conexión 5G.

Sin ella, todos los avances que vamos a relatar a continuación no serían posibles. Ni tampoco en tantos otros ámbitos, como los coches conectados, el Internet de las Cosas (IoT) o la Inteligencia Artificial (IA) la automatización industrial, operar a distancia o tener el hogar hiperconectado.

Esta nueva conexión destaca por la rapidez en la transmisión de datos -de hasta 10 veces más que la anterior 4G- y la latencia ultrabaja.

Estas dos características explican su necesidad para tantos ámbitos: su retardo es de apenas unos pocos milisegundos. Los dispositivos podrán emitir gran cantidad de información de forma inmediata.

En lo que respecta a las fábricas, la comunicación e interacción con y entre las máquinas, “hiperconectadas”, dará un nuevo y fuerte impulso a todo el proceso productivo: serán realmente “inteligentes”, como se lleva tiempo preconizando. Tanto que los expertos no dudan en añadir esta palabra –“inteligente”- al concepto de fábrica, en alusión a su transformación

Una fábrica inteligente o ‘smart factory’, en inglés, es una fábrica completamente digitalizada e hiperconectada, en la que todo cuanto ocurre en la cadena productiva queda registrado.

En primer lugar, este conocimiento permite saber en cualquier instante el estado del proceso productivo. Si se necesita modificar una parte, puede hacerse.

También es muy útil a la hora de conocer qué funciona y qué no. Si hay un punto en la cadena que está mal, porque hace perder mucho tiempo o fábrica de manera defectuosa, con estos datos puede identificarse fácilmente y poner remedio. Solucionar los fallos y replicar lo exitoso permite que el trabajo sea más eficiente: que se produzca más y en menos tiempo. Y de buena calidad.

Aunque lo más interesante de la cuestión es que los avances no se limitan a la fabricación como tal, sino que afectan a toda la planta, desde esta parte más operativa y su gestión hasta los controles de calidad, la gestión del almacén e inventario y el mantenimiento de las instalaciones.

Telefonica tiene el compromiso de llevar la mejor conexión a todos los rincones del país y se encuentra inmersa en el mayor despliegue de red de toda Europa.