“SERÁ NECESARIA UNA VALORACIÓN IN SITU DE LAS INSTALACIONES DE LA EMPRESA PARA IDENTIFICAR QUÉ CAMBIOS SE IMPLANTARÁN EN SU DISTRIBUCIÓN Y ORGANIZACIÓN”

“SERÁ NECESARIA UNA VALORACIÓN IN SITU DE LAS INSTALACIONES DE LA EMPRESA PARA IDENTIFICAR QUÉ CAMBIOS SE IMPLANTARÁN EN SU DISTRIBUCIÓN Y ORGANIZACIÓN”

Logo IMF

El pasado 28 de abril, se celebró el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo. Una fecha creada con el objetivo de promover la seguridad y la salud en todos los puestos laborales, además de mostrar al mundo la magnitud del problema y hacer ver que una cultura de la seguridad y salud puede ayudar a reducir considerablemente el número de muertes y de las lesiones en el trabajo.

Este año, la campaña para este día se centró en la Covid-19 y toda la revolución que ha provocado en el ámbito laboral. Así, IMF Institución Académica se une a este movimiento de intentar frenar esta pandemia y controlar los posibles brotes de este virus en el ámbito laboral.

De cara a cuál será la situación una vez transcurra la pandemia en las diferentes empresas, Carlos Martinez, presidente de IMF Institución Académica, asegura: “Debemos ser conscientes de que el escenario ha cambiado, por lo que las empresas van a requerir de un diseño adaptado para cumplir con las medidas de higiene y distanciamiento. En nuestro caso realizaremos una valoración in situ de las instalaciones de la empresa para identificar los cambios que serán necesario implantar en su distribución y organización antes de regresar”.

Por ello, IMF, como expertos en prevención de riesgos labores, ofrecen una serie de pautas clave de cómo deberían enfocar las compañías la seguridad y la salud en el trabajo:

_Evaluación de los posibles problemas ergonómicos. La calidad y el resultado de un trabajo bien dirigido depende tanto de la preparación y compromiso de los trabajadores como de la calidad e idoneidad de los bienes, medios y herramientas puestos a su disposición. Por ello, una vez pase la pandemia de la Covid-19, existirá la necesidad de evaluar el estado de salud de cada trabajador, pues durante el teletrabajo en muchos de los casos la ergonomía no ha sido adecuada. Por ello, habrá que reforzar en cada caso estas medidas para paliar los dolores físicos a raíz de las posturas inadecuadas durante el confinamiento.

_Extremar las medidas de higiene. Para evitar un repunte de contagios, los organismos oficiales recomiendan el uso de mascarillas y mantener la distancia entre trabajadores como medida preventiva para la transmisión de este virus. Según IMF, la higiene debe ser protagonista en este nuevo escenario, con una desinfección adecuada de manos en repetidas ocasiones. Asimismo, para ayudar a la buena renovación del aire y hacerlo de manera habitual, será recomendable reforzar la limpieza de los filtros de aire y aumentar el nivel de ventilación de los sistemas de climatización.

_Valoración de las instalaciones de la empresa. De cara a la incorporación a los puestos de trabajo, las entradas y las salidas deberán planificarse para que los trabajadores puedan mantener la distancia interpersonal recomendada de, aproximadamente, 2 metros. En el caso de que el espacio no lo permita, los horarios de trabajo se deberán escalonar en la medida de lo posible, para evitar así aglomeraciones en el transporte público. Además, el teletrabajo puede seguir siendo una opción muy positiva.

_Test médicos a los trabajadores. Las pruebas de diagnóstico para la detección de la Covid-19 son una herramienta muy valiosa de protección de la salud y contención de la epidemia. Por tanto, dichos test deberían podrán aplicarse en el ámbito laboral en la medida en que, en el contexto de una política de medidas de prevención de riesgos laborales, son un instrumento idóneo para evitar el contagio en la empresa y la propagación de la pandemia.

Un buen ejemplo de cómo abordar es situaciones es la propia IMF que, desde antes de la declaración del estado de alarma, la escuela organizó un comité de crisis para definir un protocolo de contingencia y continuidad que anticipara los posibles escenarios y establecer así las medidas a tomar en cada caso, algo que debería realizarse en todas las compañías. Protocolo que ha continuado a lo largo de estas semanas de confinamiento, con la intención de poder continuar con la formación 100% a distancia gracias a la plataforma virtual de IMF.

En definitiva, si de costumbre es vital prestar atención a fortalecer la protección de los trabajadores en el mundo, en mitad de la pandemia mundial del coronavirus en la que nos encontramos y en el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo, IMF recomienda a las empresas dar prioridad acerca de la sensibilización sobre la adopción de prácticas seguras en los centros laborales.

 

 

A la hora de hacer trabajos en equipo o de generar networking, también debemos explotar estos contactos. Y saber exprimir al máximo herramientas complementarias de contacto online, como LinkedIn, Whatsapp profesional, Zoom, Google Drive o Microsoft Teams. En este sentido, en muy poco tiempo han obtenido un papel muy principal todas estas plataformas colaborativas en las que se puede chatear en tiempo real, mantener una videoconferencia con 1 o con 20 personas a la vez, y se puede trabajar de manera ordenada y colaborativa en un documento único que, en la nube, es actualizado y enriquecido por todos los participantes.

Es esencial también tener en cuenta que estudiar online obliga a los estudiantes a priorizar los conceptos esenciales que deben ser aprendidos y a establecer un calendario de trabajo que, en principio, puede dar entrada a una mayor cantidad de tiempo libre. Unas horas que pueden ser aprovechadas en actividades complementarias: idiomas, actividades relacionadas con el ejercicio físico u otras áreas de interés para las que, muchas veces, no disponemos de horas al día.

Y en último lugar, desde IMF queremos destacar que el desarrollo de un buen hábito de estudio online puede favorecer modelos de educación blended, que combinan todo lo bueno de la actividad educativa presencial con todas las ventajas de la educación educativa online, al tiempo que permite a aquellos estudiantes de una cierta edad el contar con mayor movilidad geográfica online, al no tener la obligación de asistir a clases en un contexto físico fijo y sumar el aspecto enriquecedor de conocer otras formas de educación y otras culturas diferentes. Unos modelos de educación que, dada la actual amenaza de pandemias futuras, será necesario potenciar. 

 

Más información en imf-formacion.com