RFE ESPAÑOLA. EL BATALLÓN MÁS SEGURO

RFE ESPAÑOLA: EL BATALLÓN MÁS SEGURO

El nuevo Batallón de Difusión Limitada estará operativo en 2021 y permitirá una transmisión de la información más segura dentro del mismo escalón y con el superior.

¿Quién no dispone de acceso a Internet en su casa o en el trabajo? Las comunicaciones avanzan a gran velocidad en el ámbito civil, donde la experiencia y la utilización de la red son fluidas. El Ejército es consciente del importante desafío que supone dotar de la misma experiencia de usuario a operadores de servicios críticos que utilizan redes de comunicaciones tácticas y en las que se mezclan las redes de banda ancha con las de banda estrecha. Desde 2018, la Jefatura de los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica (JCISAT), con el apoyo de otros organismos y unidades, ha trabajado en la implementación del nuevo Batallón de Difusión Limitada, que dotará de mayor seguridad a las comunicaciones dentro del propio escalón y con la brigada.

¿QUÉ ES?

El Batallón de Difusión Limitada es un sistema que permite transmitir información clasificada, tanto voz como datos, dentro de las comunicaciones del propio batallón y con el escalón superior. De este modo, se ha buscado dotar de una capa de seguridad a las comunicaciones del Ejército, con la participación de empresas como RFE y Tecnobit, y se ha contado con la implicación de distintas unidades en el proceso. El nuevo sistema, previsiblemente, estará operativo a lo largo de 2021.

 

EL ORIGEN

Con la aprobación, en 2017, del documento Arquitectura de Referencia de Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones (CIS, en sus siglas en inglés) del Ejército de Tierra, se establecen los distintos niveles de clasificación de la información. De este modo, en operaciones nacionales las pequeñas unidades —batallón o inferior— tienen que tener una difusión limitada, mientras que en las de mayor tamaño —brigada o superior— sería reservada. En operaciones combinadas, OTAN y Unión Europea, la información sería restringida para las de menor entidad y secreta para el resto. Esto hace que el Ejército se plantee el desafío de implementar la arquitectura correspondiente en los escalones batallón y brigada.

UN DESAFÍO

Hasta 2017 el Ejército de Tierra había avanzado mucho en el despliegue y configuración de redes y sistemas CIS en el escalón brigada. El desafío era, por tanto, obtener el nivel de clasificación “difusión limitada”, requerido para el escalón batallón, así como el intercambio de información con la brigada, teniendo en cuenta que el nivel de clasificación de ésta es reservado. JCISAT realizó los estudios de viabilidad y se los presentó, en 2018, al Estado Mayor del Ejército (EME) y al Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE). De este modo, se inició la implantación de la arquitectura de seguridad de los sistemas CIS desplegables en los escalones batallón y brigada.

 

EL DESARROLLO

La ejecución se ha realizado a través de tres proyectos interrelacionados entre sí. Cabe destacar que cualquier sistema clasificado tiene que estar aprobado por el Centro Criptológico Nacional (CCN), por lo que se decidió que este organismo estuviese presente en todas las fases del proceso para identificar desde el inicio las posibles soluciones técnicas y operativas.

 

  • Lograr el nivel de clasificación “difusión limitada” en el escalón batallón

JCISAT hizo un importante esfuerzo para identificar todas las posibles configuraciones de voz, datos, mensajería y vídeo de una unidad tipo batallón, trabajando en un nivel de seguridad “sin clasificar”. Más tarde, el Mando de Transmisiones y la Brigada “Guadarrama” XII se involucraron en el proceso y realizaron una primera demostración de los logros conseguidos, durante el segundo semestre de 2020. A finales de ese mismo año, JCISAT publicó un documento con las recomendaciones técnicas de configuración para pequeñas unidades, que se fue completando con otras aportaciones. También ha sido necesario obtener los equipos para lograr el nivel de clasificación “difusión limitada” en el escalón batallón. Para ello, JCISAT y el CCN contactaron con las empresas del sector y analizaron con ellas la solución, ya identificada previamente, para una versión segura del Gestor de Comunicaciones del Ejército de Tierra. Además trataron el empleo seguro de la tableta del sistema de mando y control BMS (Battlefield Management System) fuera de su anclaje vehicular; así como otras propuestas.

Tras la aprobación del EME, el MALE se encargó de la contratación de los prototipos. JCISAT los recibió a principios de 2021 y, actualmente, se encuentran en proceso de estudio para obtener las configuraciones seguras de voz, datos, mensajería y vídeo. En el mes de marzo se utilizaron por primera vez los prototipos seguros, dentro del marco de colaboración de JCISAT con la Brigada “Guzmán el Bueno” X, durante unas jornadas en Córdoba.

 

  • Lograr una pasarela automática entre el batallón y la brigada

Otro de los objetivos es conseguir el intercambio de información entre ambos dominios de seguridad. Ya se ha realizado un primer estudio y hay una propuesta de solución técnica. Está previsto que, en 2020, la Dirección General de Armamento y Material contrate el proyecto para 2022. Actualmente, y a la espera de la adquisición, JCISAT está realizando un segundo estudio que perfeccione la propuesta inicial.

 

  • Empleo de comunicaciones inalámbricas (wifi) seguras entre ambos escalones

JCISAT comenzó el proyecto en 2018 y en noviembre de 2019 ya dio a conocer el avance de los estudios de viabilidad de las soluciones wifi en los dominios de seguridad reservado y difusión limitada. El proyecto ha involucrado al Mando de Transmisiones y está previsto que a lo largo del año cuente con la participación de la Brigada XII. Una vez finalizado el correspondiente documento de JCISAT, se podrá comenzar a adquirir los equipos necesarios.

 

El reto 2024

Los tres proyectos previstos, entre los que se incluye el Batallón de Difusión Limitada, se incorporaron en 2020 a la propuesta de JCISAT de capacidades CIS para la Fuerza Posible 2024.

Es un importante reto hacia la digitalización de las brigadas, que se completará con la nueva arquitectura de la Fuerza 35.