PREVENT SECURITY SYSTEMS. 5 ERRORES DE SEGURIDAD EN NUESTRO HOGAR Y CÓMO EVITARLOS

PREVENT SECURITY SYSTEMS. 5 ERRORES DE SEGURIDAD EN NUESTRO HOGAR Y CÓMO EVITARLOS

Prevent

La seguridad de nuestro hogar y la de nuestros seres queridos que habitan en él es una de las cosas más importantes para nosotros, sin embargo, a veces somos nosotros mismos quienes la ponemos en riesgo por desconocimiento o despiste.

Nuestra casa es nuestro espacio seguro, donde guardamos nuestros objetos más valiosos tanto a nivel económico como sentimental, y que compartimos con nuestras personas más queridas.

Por eso un robo en el domicilio es una situación que nos causa horror, no sólo por las grandes pérdidas materiales sino por la sensación de vulnerabilidad.

Sin embargo, a veces, por desconocimiento o despiste podemos cometer acciones que ponen en riesgo la seguridad de nuestra vivienda.

  1. No cerrar bien los accesos a nuestra vivienda:

Antes de salir de casa siempre debemos cerrar la puerta y las ventanas. Al cerrar la puerta debemos echar la llave, aunque sólo nos ausentemos de casa por un momento, ya que los ladrones conocen formas muy rápidas de abrir una puerta cerrada de portazo.

Además, en caso de que los ladrones robaran en tu vivienda sin estar cerrada con llave, el seguro del hogar considerará que se ha producido un hurto, y el importe de la indemnización será menor.

  1. Dejar una copia de nuestras llaves a disposición de cualquiera:

Dejar una llave de repuesto escondida cerca de nuestra puerta, bajo el felpudo o en una maceta, es una práctica más habitual de lo que pensamos.

Esto es muy peligroso, ya que cualquiera podrá encontrar esa llave, es mejor que confiemos un juego de repuesto a un familiar o vecino.

También es habitual que demos juegos de las llaves de nuestra casa a personas con quienes por el paso del tiempo vamos perdiendo el contacto, como inquilinos o empleados del hogar.

Por eso es importante que cada cierto tiempo, máximo doce años, cambiemos la cerradura.

  1. Publicar demasiada información de nuestro día a día en nuestras redes sociales:

Los ladrones antes de perpetrar un robo suelen estudiar los hábitos de sus potenciales víctimas, merodeando por la zona o buscándolas en redes sociales.

Por eso no debemos publicar información detallada de nuestra rutina, nuestras vacaciones en tiempo real o fotografías en las que salgan pertenencias valiosas o datos personales.

  1. No hacer comunidad con nuestros vecinos:

La concentración de la población en grandes ciudades y la rotación de inquilinos en las Comunidades de Propietarios han hecho que haya menos relación y confianza entre los vecinos. Esta tendencia nos hace más vulnerables.

En cambio, está demostrado que una comunidad unida es más segura. Si sabemos cómo contactar con nuestros vecinos, podremos avisarles si oímos ruidos en su vivienda o vemos marcas en su puerta mientras están de vacaciones. Además, podremos pedirles que recojan nuestro correo o revisen nuestra vivienda cuando nos ausentemos por un tiempo.

  1. No confiar la seguridad de nuestro hogar a profesionales:

En el mercado podemos encontrar dispositivos para la seguridad de nuestro hogar a muy bajo coste, que tendremos que instalar nosotros mismos.

Estos dispositivos no ofrecerán la protección de un sistema de seguridad instalado por una Empresa Homologada, en cambio, pueden volvernos menos precavidos.

Además, si el dispositivo graba imágenes, esas grabaciones serán datos de carácter personal que deberán ser tratados de la manera indicada por la LOPD, en caso contrario podríamos enfrentar graves sanciones.

Más información:

https://www.prevent.es/formulario-contacto

Contacto:

Si quieres mejorar la seguridad de tu hogar con una empresa de confianza ponte en contacto con Prevent llamando al 91 376 82 62 o enviando un mail a info@prevent.es.