IC MARITIME SERVICES SIGUE POTENCIANDO SU PROJECT CARGO

IC MARITIME SERVICES SIGUE POTENCIANDO SU PROJECT CARGO

El Project cargo en IC Maritime repunta en 2021 con varias cargas especiales realizadas en el mes de marzo.

Tras un año 2020 atípico debido a la irrupción de la COVID19, IC Maritime retoma con fuerza su actividad en el Project cargo. Y lo ha hecho con una interesante operativa consistente en el transporte de tres grupos electrógenos desde la Península hasta Las Palmas de Gran Canaria. Los tres generadores han sido agrupados en dos contenedores marítimos de tipo flat rack, cargados y trincados en Madrid, y transportados por vía terrestre para, posteriormente, ser embarcados con destino Canarias.

No es la primera vez que IC Maritime acomete estos tipos de operativas, utilizando además contenedores marítimos de su flota de equipos en propiedad. Los contenedores de tipo Flat Rack utilizados se caracterizan por ser planchas de metal reforzado y carecer de paredes laterales y techo, configuración que los hace especialmente útiles cuando se ha de transportar mercancías muy pesadas que han de ser manejadas por grúas tipo pluma o bien mercancías que exceden la altura superior de un contenedor de tipo High Cube (En torno a 2700 mm), como ha sido el caso.

Los Flat Rack están diseñados también para cargas pesadas atípicas con bordes irregulares (por ejemplo, maquinaria, vehículos industriales), con dimensiones cuya altura sobrepasa las dimensiones laterales del contenedor, como ha sido en este caso. Debido a su diseño tan específico, los flat rack no viajan apilados como los contenedores tradicionales, y a diferencia de los de tipo Open Top, no se puede fijar una lona a la estructura del contenedor por lo que la carga ha de viajar a la intemperie y debe ser debidamente preparada antes de su izado en el contenedor.


En esta clase de contenedor adquiere gran importancia el trincaje adecuado de las cargas que se van a transportar pues serán las únicas medidas de seguridad que evitarán que los bultos se desplacen, vibren o, en el peor de los casos, se precipiten fuera del mismo. Disponen para ello de numerosos anclajes para trincar la carga adecuadamente con cintas, cadenas o bien cualquier otro sistema análogo. Al carecer de paredes laterales, el proceso de trincado es evidentemente más sencillo que en un contenedor tradicional.