IBERIA, CON EL APOYO DE IAG CARGO, ENVÍA SUMINISTROS HUMANITARIOS DE UNICEF EN SUS AVIONES COMERCIALES PARA AYUDAR A RESPONDER A LA EMERGENCIA DE HAITÍ

IBERIA, CON EL APOYO DE IAG CARGO, ENVÍA SUMINISTROS HUMANITARIOS DE UNICEF EN SUS AVIONES COMERCIALES PARA AYUDAR A RESPONDER A LA EMERGENCIA DE HAITÍ

iberia

Iberia, aliada estratégica de UNICEF España desde 2013, ha realizado un primer envío de suministros humanitarios con destino Haití para ayudar a paliar la compleja situación que se vive en el país caribeño tras el terremoto del pasado mes de agosto, con el apoyo de IAG Cargo como facilitador logístico.

Se trata de un hito sin precedentes para la alianza que mantienen UNICEF España e Iberia en el marco del acuerdo global de UNICEF con Amadeus, ya que se inicia una nueva forma de colaborar que aprovecha el conocimiento y la experiencia de los equipos logísticos, la flota y las rutas comerciales de la aerolínea para ponerlos al servicio de la infancia y de las personas más vulnerables.

“Es realmente emocionante empezar a colaborar con nuestro aliado estratégico Iberia para transportar suministros humanitarios en sus aviones comerciales, gracias al soporte logístico de IAG Cargo. Son este tipo de alianzas estratégicas de valor compartido las que generan un impacto positivo y duradero en el conjunto de la sociedad, y en los niños, niñas y jóvenes en particular”, ha indicado Marta López Fesser, responsable de Alianzas Corporativas de UNICEF España.

En este primer envío se han transportado nueve tiendas humanitarias de alto rendimiento, las cuales son muy versátiles ante situaciones de emergencia humanitaria como la que vive Haití, pudiendo convertirse en aulas, clínicas de salud, puntos de nutrición o centros de apoyo psicosocial. Las tiendas, de 72 metros cuadrados de superficie cada una, pueden albergar, por ejemplo, entre 20 y 30 alumnos en formato escuela y responden a la necesidad que surge en contextos de emergencia de crear espacios seguros para garantizar la protección de los niños, niñas y sus familias.

Estas carpas humanitarias han sido desarrolladas por UNICEF a través de un proceso de innovación junto al sector privado, siendo testadas en Afganistán, Filipinas y Uganda para garantizar su resistencia a los entornos climatológicos más adversos, dando como resultado un rediseño completo de las tiendas anteriores que mejora la atención de los niños y niñas en las crisis humanitarias. Las tiendas incluyen un sistema de ventanas reforzado que perfecciona la iluminación y la ventilación, un nuevo sistema de anclaje al suelo y se pueden equipar con kits solares y eléctricos o con un forro de invierno, entre otros elementos.

“Desde Iberia damos un paso más en nuestra alianza estratégica con UNICEF España poniendo a su disposición nuestra flota y destinos para ayudar en el envío de material esencial y dar respuesta humanitaria a situaciones de emergencia, en este caso, en Haití. Este primer envío, aprovecha nuestra ruta a Santo Domingo para hacer llegar dicho material de emergencia a Haití. Tras varios meses de trabajo es muy gratificante ver que el esfuerzo ha valido la pena. Esta acción, además, evidencia que la aviación no sólo es importante para el turismo o para los negocios, sino también para ayudar en situaciones de crisis o emergencia”, ha asegurado Teresa Parejo, directora de Sostenibilidad de Iberia.

“Para IAG Cargo es un orgullo ser parte activa de este primer envío de suministros humanitarios. Gracias a la cesión de espacio en los aviones de Iberia a favor de UNICEF, estamos transportando casi cinco toneladas de suministros en la bodega. Este vuelo es el mejor ejemplo de que desde el sector empresarial podemos sumar fuerzas y contribuir a mejorar situaciones tan complicadas como la que se vive actualmente en Haití”, ha valorado por su parte Idoia Martínez, gerente Comercial de IAG Cargo para España y Portugal.

Emergencia humanitaria de Haití y la respuesta de UNICEF

Haití está sumido en una profunda crisis humanitaria, la necesidad de ayuda es crítica. Tras el último terremoto de 7,2 grados de magnitud que sacudió el suroeste del país el pasado 14 de agosto, unas 650.000 personas, entre ellas 260.000 niños, niñas y adolescentes, necesitan ayuda humanitaria urgente, con un riesgo cada vez mayor de sufrir afecciones físicas y emocionales crónicas.

Los servicios de salud siguen interrumpidos en gran medida en el suroeste de Haití. Muchos hospitales están dañados o destruidos en las zonas más afectadas y las familias con niños temen salir a buscar atención en los pocos centros de salud que quedan en pie. El acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene, al igual que a los servicios sanitarios básicos, es limitado, lo que está poniendo en peligro muchas más vidas.

Además, la falta de servicios rutinarios de atención sanitaria ha debilitado la capacidad de las autoridades para prevenir, identificar y tratar la desnutrición, que ya era preocupante antes del terremoto, y ha aumentado el riesgo de muertes maternas y neonatales, debido a que muchas salas de maternidad y cirugía no cumplen los criterios de seguridad para partos seguros.

En respuesta a este aumento de las necesidades, UNICEF está trabajando con sus aliados para proporcionar medicamentos esenciales, suministros y equipos médicos y productos nutricionales; apoyar la reanudación de los servicios de atención médica para los centros de salud dañados o destruidos, y fortalecer la gestión de la cadena de suministro de salud.

UNICEF ha hecho un llamamiento por valor de 73,3 millones de dólares (63,4 millones de euros) para responder a las necesidades humanitarias provocadas por el terremoto, centrándose en proporcionar apoyo urgente en materia de salud, educación, agua y saneamiento, nutrición y protección de la infancia, incluida la violencia de género.

Más información AQUÍ.