El certificado EFR reconoce el compromiso de Ibercaja con el bienestar de sus empleados

LA NUEVA DÉCADA COMIENZA CON UN MODELO AGRARIO SOSTENIBLE Y MUY RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE.

Logo IbercajaIbercaja obtuvo en 2019 la certificación efr (empresa familiarmente responsable) que promueve la conciliación y la igualdad y reconoce su compromiso con el  bienestar de los empleados. La Entidad reforzaba de esta manera su apuesta por las personas que forman parte de su  organización, de acuerdo con su propósito y valores corporativos.

El certificado supone la implantación de un modelo de gestión de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral basado en la mejora continua, con la finalidad de impulsar una cultura de trabajo entorno a la eficiencia, la flexibilidad y la responsabilidad que facilite el equilibrio laboral, familiar y personal.

Tal y como trasladó Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja, en el acto de entrega de esta certificación, “las personas que formamos Ibercaja tenemos un papel fundamental en el futuro del Banco y este modelo de gestión, que cuenta con el firme compromiso de la Dirección, nos va a permitir dar respuesta a las necesidades de los empleados y avanzar en una cultura empresarial basada en la corresponsabilidad, la flexibilidad, el respeto y el compromiso mutuo”.

100 medidas que favorecen la conciliación y la igualdad

Ibercaja cuenta con más de 100 medidas efr ya implementadas. Para obtener la distinción se han examinado y revisado las políticas de la compañía, exigiendo que vayan más allá de la legislación vigente, que respondan a las necesidades reales de los empleados, que cuenten con el compromiso de la Dirección y que sean revisables, viables, medibles y cuantificables.

Estas medidas, que favorecen el bienestar y el equilibrio entre la vida laboral, familiar y personal se han agrupado en seis categorías: calidad en el empleo; flexibilidad espacial y temporal; apoyo a la familia; desarrollo profesional y personal; igualdad de oportunidades; y liderazgo y estilos de dirección.

El proyecto ha permitido a la Entidad, según Teresa Fernández, directora del Área de Personas de Ibercaja, realizar el diagnóstico de la situación actual y establecer un plan de acción específico con objetivos concretos y medibles para avanzar y buscar nuevas maneras de mejorar la calidad de vida de las personas que componen Ibercaja.

Más información en ibercaja.com