GMV ORGANIZARÁ CINCO DEMOSTRACIONES PARA CONSOLIDAR UNA ESTRATEGIA EUROPEA DE GESTIÓN INTEGRADA DE GRANDES INCENDIOS FORESTALES

GMV ORGANIZARÁ CINCO DEMOSTRACIONES PARA CONSOLIDAR UNA ESTRATEGIA EUROPEA DE GESTIÓN INTEGRADA DE GRANDES INCENDIOS FORESTALES

La multinacional tecnológica GMV desempeña un papel clave en el proyecto de investigación internacional FirEUrisk enfocado a desarrollar una estrategia holística de prevención de grandes incendios forestales. Este proyecto Horizonte 2020 ha recibido 10 millones de euros de la Unión Europea para contribuir a un cambio de paradigma en la gestión de incendios forestales, enfatizando la gestión holística preventiva del riesgo de ignición sobre el combate del fuego ya declarado utilizando costosos equipos de supresión.

Esta gestión pondrá el foco en la identificación de factores precursores de vulnerabilidad, la adaptación de estrategias de gestión a cambios climáticos y socioeconómicos esperados, la mejora del plan de respuesta a la emergencia y la evaluación del impacto para facilitar la restauración del entorno. Las soluciones a estos problemas se desarrollarán a escala local y se adaptarán a las necesidades de prevención, ataque o restauración a escala regional y paneuropea.

*Fuente de la imagen: GMV

En el marco de esta estrategia, GMV coordina dos tareas particularmente relevantes. En primer lugar la evaluación de los efectos en cascada de los incendios forestales, que atienden tanto a las causas como a las consecuencias de los incendios. Entre otros, cabe señalar: subida de temperaturas, mayor duración de periodos secos, debilitamiento de las masas forestales por plagas, erosión y compactación del suelo, aumento de la escorrentía, deslizamientos de laderas, inundaciones, perdida de biomasa y captura de carbono. En segundo lugar, la demostración de las propuestas a nivel paneuropeo y en cinco regiones seleccionadas: el condado de Kalmar (Suecia), Centroeuropa (Brandeburgo y Sajonia en Alemania, Bohemia en la República Checa y Silesia en Polonia), Portugal central, Barcelona (España) y Ática (Grecia).

El proyecto, desarrollado por un consorcio multidisciplinar formado por 39 instituciones de 19 países, mostrará la escalabilidad de los desarrollos propuestos: índices de riesgo estandarizados, modelos de predicción bajo condiciones de cambio climático, evolución de escenarios en nuevas áreas afectadas por el fuego, contenidos de formación técnica y protocolos de actuación para brigadas de extinción y reducción del riesgo de incendios para la población, entre otros.