GMV COLABORA EN LA DEFINICIÓN DE LA NUEVA NORMA ISO/SAE 21434 DE CIBERSEGURIDAD EN LA INGENIERÍA DE AUTOMOCIÓN

GMV COLABORA EN LA DEFINICIÓN DE LA NUEVA NORMA ISO/SAE 21434 DE CIBERSEGURIDAD EN LA INGENIERÍA DE AUTOMOCIÓN

El día 31 de agosto, SAE International (Society of Automotive Engineers), en colaboración con la Organización Internacional de Normalización (ISO), publicaron de forma oficial la Norma ISO/SAE 21434: 2021 «Road vehicles – cybersecurity engineering».

Este estándar ayudará a la industria de automoción a definir un proceso estructurado para garantizar que la ciberseguridad se incorpore en el diseño de los sistemas eléctricos y electrónicos (E/E) de los vehículos de carretera y de esta manera abordar el ritmo cambiante de las nuevas tecnologías y los nuevos ciberataques.

La norma, desarrollada por un comité técnico de expertos (ISO/TC 22/SC 32/WG 11) que ha contado con la participación de GMV, supone un hito importante para la industria del automóvil en materia de ciberseguridad ya que permitirá a las organizaciones definir políticas y procesos de ciberseguridad, gestionar el riesgo de ciberseguridad y fomentar una cultura de ciberseguridad.

La ISO/SAE 21434 se ha desarrollado en paralelo a la regulación obligatoria UNECE WP.29 / R155, para tener un marco normativo armonizado para el desarrollo seguro de los vehículos.

Los vehículos actuales trabajan con varias tecnologías diferentes para la conectividad y la conducción autónoma, de ahí que sean susceptibles a varias amenazas y que sean vulnerables a los ciberataques.

Desde hace varios años GMV trabaja para que la ciberseguridad en la automoción sea una realidad, incorporándola a lo largo de todo el ciclo de vida del producto, incluyendo hardware, software, ECUs y plataformas remotas proveedoras de vehículos fomentando el principio de «desarrollo seguro».

Entre los servicios que GMV ofrece a sus clientes destaca el apoyo para cumplir no sólo los principios de la norma ISO/SAE 21434, sino también el alcance de la norma UNECE WP.29 / R155 y hacer uso de las mejores prácticas de desarrollo seguro en la industria de automoción.