EL CONFINAMIENTO PROVOCA UNA MEJORA EN LA CALIDAD DEL AIRE DE MADRID

EL CONFINAMIENTO PROVOCA UNA MEJORA EN LA CALIDAD DEL AIRE DE MADRID

Logo Seur

Según la herramienta de medición de la calidad del aire de SEUR y DPDGroup, durante el confinamiento en Madrid se ha reducido en un 40% la presencia de partículas dañinas en el aire.

La crisis sanitaria en la que actualmente nos encontramos sumergidos, así como el Estado de Alarma, ha traído consigo pequeñas consecuencias positivas como la ola de solidaridad a la que muchos sectores empresariales y sociales se han sumado. Pero este confinamiento también ha resultado ser un respiro para el mundo en el que vivimos, y sin esperarlo, una mejora en todos los aspectos naturales de nuestro planeta.

Sobre esto último, uno de los datos más significativos lo conocemos gracias a SEUR y DPDgroup, que a través de su programa de medición de la calidad del aire en Madrid han estudiado cómo se encuentra la calidad del aire tras más de 8 semanas de confinamiento.

La compañía ha realizado una comparación entre los datos recogidos desde el 9 de marzo hasta el 27 de abril con los obtenidos durante el mismo número de semanas previas a la crisis del COVID-19, y los resultados son claros: en la capital se ha detectado una reducción del 40% de las partículas PM2.5 durante este periodo. Estas partículas, debido a su tamaño microscópico, son respirables y, por tanto, nocivas para el ser humano.

Si partimos de los límites marcados por la OMS, antes del Estado de Alarma, Madrid acogía uno de los peores aires del país, registrando muchos valores por encima del máximo diario permitido (25 μg/m3) y ligeramente por debajo del objetivo anual (10 μg/m3), lo que suponía un nivel de contaminación relativamente alto, tanto en los valores medios como en los máximos. Sin embargo, durante el confinamiento la mayoría de valores han estado por debajo del objetivo de promedio anual, y muy pocos han superado el límite marcado por la OMS. Además, también se ha detectado una reducción drástica del número de puntos rojos en el centro de Madrid, especialmente fuera de la zona de Madrid Central.

La medición de la calidad del aire se realiza gracias a unos sensores instalados en tiendas Pickup, hubs urbanos y vehículos de reparto de SEUR que, con tecnología láser Pollutrack, miden en tiempo real, calle por calle, la cantidad de partículas finas PM2.5 respirables.

La compañía de transporte ha continuado operando con normalidad a pesar del decreto del Estado de Alarma y esto le ha permitido recolectar los datos para realizar una estimación de cómo esta época convulsa ha traído consigo una mejora en la calidad del aire que, con suerte,  respiraremos con normalidad en poco tiempo.

https://saladeprensa.seur.com/2020/05/12/se-reduce-en-un-40-la-presencia-de-particulas-daninas-en-el-aire-de-madrid-durante-el-confinamiento/