ISDE. AVANCES Y CONCLUSIONES EN LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LA PERSONA JURÍDICA

AVANCES Y CONCLUSIONES EN LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LA PERSONA JURÍDICA

Arriba, el presentador Alejandro Abascal Junquera, abajo a la izquierda, Antonio del Moral García, abajo a la derecha, José María Macías Castaño

Logo ISDE

La Cátedra Santander Justicia-ISDE continúa con su objetivo de convertirse en voz de la actualidad jurídica española, y por ello prosigue con sus actividades regulares, sustituyendo los eventos presenciales por encuentros virtuales que tienen como protagonistas a las figuras más esenciales del escenario legislativo contemporáneo.

La pasada semana, la Cátedra reunió a Antonio del Moral García, Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, y a José María Macías Castaño, vocal del Consejo General del Poder Judicial, abogado de Cuatrecasas y magistrado en excedencia, que, tras una previa presentación a cargo del también magistrado, Alejandro Abascal Junquera, disertaron acerca del tema, Avances y conclusiones en la responsabilidad penal de la persona jurídica

Los letrados reflexionaron sobre las principales cuestiones que dentro del marco jurídico afectan a esta reforma legislativa nacida por imposición de la Unión Europea, y cómo ha dado pie dentro de la organización administrativa de las empresas al desarrollo de un nuevo código de cumplimiento ético de conducta tanto de carácter interno como externo, que ahora conocemos como compliance.

José María Macías comenzó señalando que en contra de la frase latina societas delinquere non potest (una sociedad no puede delinquir), el derecho administrativo sancionador ya establece sanciones tanto para personas físicas como para personas jurídicas. No obstante, apuntó que los programas de cumplimiento normativo han traído consecuencias directas en el derecho administrativo, atenuando los riesgos y permitiendo poder contratar con la Administración Pública, como se puede ver en el artículo 72 la Ley de Contratos del Sector.

Por su parte, Antonio del Moral se mostraba escéptico en cuanto a la responsabilidad penal de la persona jurídica, debido sobre todo a la escasa existencia de sentencias condenatorias en esta materia, alrededor de 30, y de que todavía estaba pendiente de reformas procesales en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Aunque recalcó que la reciente introducción de esta responsabilidad penal ha conducido a las empresas a tomar medidas para alejarse del riesgo de incurrir en delito.

Del Moral afirmó que el mejor programa de cumplimiento es el que nunca se tiene que llevar ante un tribunal, porque ha cumplido sus fines. Un programa de cumplimiento debe estar diseñado para no romper las leyes, no para servir de atenuante de culpabilidad ante un posible conflicto judicial. En estos conflictos, la actitud de la empresa es muy importante, ya que la situación anterior a la comisión del delito y la conducta que lleven a cabo las personas jurídicas con posterioridad de la comisión del hecho delictivo puede denotar una cultura de cumplimiento.

Para Antonio del Moral, debe ser en la fase de instrucción y siempre que concurran las circunstancias exoneratorias de la persona jurídica, cuando se proceda a la absolución de la persona jurídica para evitar así la pena de banquillo y el daño reputacional que supondría un auto de apertura de juicio oral.

También se incidió en la Doctrina Barbulescu y cómo el Tribunal Supremo la hizo suya mediante sentencia de octubre de 2018 y así en la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos se regula y establece la obligación del empresario de avisar y de recabar el consentimiento expreso e implícito de los trabajadores sobre las posibles investigaciones que puedan realizarse en los ordenadores, medios digitales y correos electrónicos corporativos.

Ambos ponentes consideraron que la llegada de la responsabilidad penal de la persona jurídica -muy similar al derecho administrativo sancionador- ha supuesto el fortalecimiento de las medidas a adoptar por las empresas para evitar la comisión de delitos.

Sobre ISDE

ISDE una institución docente nacida del corazón de la abogacía, pues fueron representantes de las principales firmas nacionales e internacionales quienes se involucraron en su fundación, con el objetivo de crear una institución académica dedicada a la formación del más alto nivel.  De este modo, seleccionando jóvenes con talento desde las universidades y tomando en sus manos su formación, podrían incorporarlos en sus plantillas con suficientes garantías y de forma automática. 

ISDE es además centro adscrito a la universidad Complutense de Madrid y tiene establecidas alianzas académicas con algunas de las más prestigiosas universidades internacionales. Gracias a ello sus estudiantes reciben formación en universidades como las de Oxford, Cambridge, Columbia o Georgetown, presentes en los primeros puestos de los rankings de referencia.

Esta doble contribución de lo mejor de la academia y la profesión configura un modelo de formación global que rompe con la artificial brecha entre teoría y práctica y se traduce en un método de profesionalización integral. 

https://isde.es/noticias/avances-y-conclusiones-en-la-responsabilidad-penal-de-la-persona-juridica/

https://isde.es/curso/curso-experto-en-international-compliance-officer/

info@isde.es