IBERCAJA MANTUVO UNA INTENSA ACTIVIDAD CON SUS CLIENTES EN EL PRIMER SEMESTRE DEL AÑO, CON ESPECIAL ATENCIÓN A LOS MÁS VULNERABLES

IBERCAJA MANTUVO UNA INTENSA ACTIVIDAD CON SUS CLIENTES EN EL PRIMER SEMESTRE DEL AÑO, CON ESPECIAL ATENCIÓN A LOS MÁS VULNERABLES

Logo ibercaja

Además, el Banco ha revalidado su compromiso con la sociedad y la sostenibilidad: Ibercaja y sus Fundaciones accionistas ponían en marcha las plataformas solidarias Vamos para canalizar donaciones de particulares y empresas destinadas a la cobertura de necesidades acuciantes de los más vulnerables como consecuencia de la expansión del Covid-19 en España.

A pesar de la situación provocada por la pandemia, la Entidad mantuvo el dinamismo de su actividad comercial en los primeros seis meses del año, implementando además una importante batería de medidas para atender las necesidades más urgentes de sus clientes particulares, autónomos, pymes y empresas

Ibercaja mantuvo prácticamente el 100% de las oficinas y el 100% de los cajeros automáticos operativos en los meses del estado de alarma, al mismo tiempo que se ha incrementado el uso de los canales no presenciales del Banco, que ha sido complementado con la atención directa a distancia de los gestores de clientes.

Así, en los primeros seis meses del año, Ibercaja concedía más de 7.700 moratorias en préstamos por parte de clientes con dificultades para hacer frente a las cuotas de su endeudamiento como consecuencia de la crisis, la mayoría de ellas hipotecarias, ascendiendo el volumen concedido a 634 millones.

El Banco anticipaba también durante estos meses y sin coste alguno, sobre sus fechas habituales de cobro, los abonos mensuales en cuenta de 367.000 pensiones de jubilación, 155.000 prestaciones para trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y 61.000 prestaciones por desempleo de los clientes que tienen estos haberes domiciliados en la Entidad. A la par, se ha facilitado liquidez a más de 1.600 titulares de planes de pensiones individuales que cumplen los parámetros establecidos por el Gobierno de España y que así lo han requerido.

Por otro lado, se formalizaron 1.293 millones de euros de las líneas de financiación ICO Covid-19 avaladas parcialmente por el Estado destinadas a aquellas empresas con necesidades de liquidez sobrevenida por la situación provocada por la pandemia. En línea con la estructura de este segmento de clientes en Ibercaja, el 79% de las líneas de financiación ICO ha ido destinada a los autónomos y las pequeñas y medianas empresas. La Entidad, además, dispone de 440 millones de euros de la última línea de aval ICO para mantener su apoyo a la liquidez de autónomos, pymes y empresas, que podrán formalizarse hasta el 30 de septiembre.

Para apoyar al tejido productivo nacional en su reactivación tras el confinamiento, Ibercaja lanzaba, en los primeros días de julio, la campaña “De experto a experta”, que refuerza su propuesta de valor al segmento al incorporar un renovado servicio de Banca Digital con una nueva plataforma tecnológica, más funcionalidades y operatoria y una configuración de diseño y formato más sencillos e intuitivos.

La Entidad puso en marcha, igualmente en la primera quincena de julio, el Plan de Apoyo al Comercio Minorista, con el objetivo de facilitar el regreso a la actividad de las tiendas de proximidad y ayudar así a recuperarse a uno de los sectores más castigados por esta crisis.

El avance en el proceso de digitalización que el Banco viene impulsando en los últimos años ha contribuido en estos meses a reforzar la actividad y atender con la misma calidad de servicio las necesidades de sus clientes, en unas coordenadas con limitaciones para la operatoria presencial. Así, el 52% de los clientes utilizaron los activos digitales del Banco en el segundo trimestre del año y el 77% de las transacciones ya se realizan a través de sus canales no presenciales. Además, en los seis primeros meses del año los usuarios de la app de banca móvil han aumentado un 11,2%, hasta los 480.400 y los de Ibercaja Pay un 57%, hasta los 134.000.

 

El Banco revalida su compromiso con la sociedad y la sostenibilidad

En el inicio de esta crisis, Ibercaja y sus Fundaciones accionistas ponían en marcha, en colaboración con diferentes instituciones locales y autonómicas de 10 ciudades, provincias y comunidades autónomas, las plataformas solidarias Vamos para canalizar donaciones de particulares y empresas destinadas a la cobertura de necesidades acuciantes de los más vulnerables como consecuencia de la expansión del Covid-19 en España.

En total, se han distribuido ayudas por un importe en torno a 900.000 euros que, a través de entidades del tercer sector, se han materializado en prestaciones para hogares sin ingresos y comidas a domicilio para personas mayores, entre otras finalidades. No en vano, la cohesión social es uno de los objetivos que, históricamente, ha favorecido la Entidad con su actividad.

Esta iniciativa y las medidas desplegadas en estos meses por el Banco para apoyar a sus clientes revalidan su compromiso con la sociedad en estas complejas circunstancias, respondiendo así a su propósito y razón de ser: “Ayudar a las personas a construir la historia de su vida, porque será nuestra historia”.

 

Más información:

https://www.ibercaja.com/detalle-sala-de-prensa/noticias/7321